A la hora de elegir una mesa de mezclas, el primer paso será conocer y diferenciar los múltiples tipos de mesas de mezclas que existen según el uso al que estén destinadas porque, según su función, tendrán una configuración específica. 

3 puntos clave para elegir mesa de mezclas

En el mercado nos encontraremos mesas para radio, mesas para mezcla de instrumentos (en directo o en estudio) y mesas de DJ para mezclar música desde reproductores digitales (CDJs, ordenador, etc.) o analógicos (platos para discos de vinilo generalmente).

En este artículo nos vamos a centrar exclusivamente en estas últimas, las mesas de DJ, ya sea para estudio o directo (club, festival, etc.).

Rosie, la primera mesa para DJs de la historia

Rosie, la primera mesa para DJs de la historia

Antes de continuar, un apunte breve en relación con las controladoras (de las que hablaremos con más detenimiento en otro post). Este tipo de mezcladoras son muy prácticas para iniciarse en el arte de las mezclas y, si lo tuyo es moverte, tienen la ventaja de ser muy fáciles de transportar de un sitio a otro. Se distinguen principalmente de las mesas de mezclas de DJ en que requieren la conexión a un ordenador para funcionar, aunque hay algunas que permiten el uso de fuentes de sonido adicionales, con entradas de línea y phono, e incluso pueden hacer a las veces de mesa de mezclas autónoma (sin ordenador). 

Dicho esto, si estás pensando en comprar una mesa de mezclas de DJ propiamente dicha pero tienes dudas a la hora de decidirte, estos son los tres puntos clave que, desde nuestro punto de vista, creemos que debes tener en cuenta para elegirla:

1. Calidad de sonido: ¿digital o analógica?

Alpha Recording System MODEL900. Mesa analógica con controles rotatorios de alta calidad sonora

Alpha Recording System MODEL900. Mesa analógica con controles rotatorios de alta calidad sonora

Una de las grandes diferencias entre las mesas de mezclas de DJ es la tecnología interna que usan para manejar el sonido, que puede ser digital o analógica. Las mesas digitales convierten las señales de entrada analógicas en ceros (0) y unos (1), es decir, el procesamiento interno del sonido que hace la mesa es digital y, posteriormente, cuando el sonido sale hacia los altavoces se vuelve a convertir en analógico.

Se trata por lo tanto de una doble conversión: la de entrada de analógico a digital y la de salida de digital a analógico. Por el contrario, en las mesas analógicas la señal se mantiene en todo momento en forma de onda eléctrica preamplificada.

En base a lo anterior, se puede afirmar que el sonido es diferente en los dos tipos de mesas. En las digitales el sonido es más limpio, más brillante y afilado, y se pueden usar efectos digitales incorporados en la propia mesa; en las analógicas por el contrario el sonido tiende a ser más cálido y grueso, permitiendo exprimir más los controles sin “estropear” la señal, y, a la hora de añadir efectos a la mezcla, normalmente habrá que incorporarlos a través de una unidad externa conectada a la mesa.

Lo más recomendable sería probar ambos tipos de mesas con el estilo de música y reproductores que vayas a usar para poder decidir con mejor criterio. Generalmente, si la mezcla va a ser con fuentes digitales, se suele elegir una mesa digital y para mezclar con vinilos se elige una analógica, pero la decisión final es siempre una cuestión de gustos personales.

En cualquier caso, es importante también comprobar que la calidad del sonido es la que buscas. Normalmente un sonido de mayor calidad suele implicar que el precio de la mesa de mezclas sea considerablemente más caro. Consejo: echa siempre un vistazo a las mesas que llevan años en el mercado y están avaladas por recomendaciones de disc-jockeys profesionales con años en el oficio.

Y recuerda, la música es sonido y el sonido no se ve, se oye.

2. Número de canales de entrada: dos, cuatro, seis…

Pioneer DJ DJM-V10 con 6 canales de entrada

Pioneer DJ DJM-V10 con 6 canales de entrada

Los canales de entrada reciben las señales de audio de los reproductores, permiten modificar su ganancia y ecualización, aplicar efectos, y encaminar el sonido resultante al canal de salida master. La mayoría de las mesas son de dos y de cuatro canales, aunque cada vez es más común ver mesas de seis canales o más. 

Cuantos más canales tenga la mesa, mayor tamaño y precio pero también mayores posibilidades a la hora de conectar equipos y mezclar más fuentes de sonido a la vez.

Nuestra recomendación en este caso es que, si tienes espacio y presupuesto, no dudes en escoger una mesa de cuatro canales o más. Puede que en un primer momento dos canales sean suficientes, porque sólo tenemos dos platos, o dos CDJs, pero a la larga casi seguro que vamos a querer añadir alguna fuente de sonido extra, ya sea otro reproductor, el ordenador o incluso, por qué no, algún instrumento. 

Hay un caso un poco especial, el de los DJs que se van a dedicar al scratching, creando rutinas y usando mucho el crossfader. Para este tipo de uso, lo normal es elegir una mesa de dos canales denominadas mesas de batalla.

3. Compatibilidad con software de DJ

Cuando hablamos de compatibilidad con un software de DJ nos referimos a dos cuestiones, por un lado, a querer dirigir el sonido del ordenador a diferentes canales de la mesa y, por otro, a tener la posibilidad de controlar el software de DJ mediante señales de código de tiempos utilizando los vinilos de control.

En primer lugar, para dirigir el sonido de algún software de DJ como Traktor, Rekordbox o Serato a la mesa, es necesario que ésta cuente con interfaz de audio con conexión USB. En general las mesas digitales suelen ser siempre compatibles porque tienen esa interfaz de audio. Sin embargo, las mesas puramente analógicas necesitarán una interfaz externa para poder recibir el sonido del ordenador. Además, hay algunas mesas analógicas híbridas, es decir, analógicas en cuanto al tratamiento interno de la señal, pero que al mismo tiempo incorporan la interfaz de audio, por lo que es importante tener esto en cuenta a la hora de elegir una u otra.

En segundo lugar, tal y como hemos indicado antes, necesitaremos saber si la mesa es o no compatible con el sistema de control de código de tiempos del software que queremos usar. Lo mejor es informarse en la página web del fabricante de cada mesa o del software de DJ. Por ejemplo, en esta página puedes encontrar la compatibilidad de Traktor PRO 3 con diferentes mesas de mezclas y en esta otra la de Serato DJ.

A continuación os dejamos algunos enlaces a mesas de mezclas que nos parecen interesantes:

Mesas analógicas:

Mesas digitales:

¡Déjanos un comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.