TEST LAB es la sección de nuestro canal de youtube en la que compartimos videos prácticos y sencillos probando los programas, plug-ins o equipos más interesantes. En este caso ponemos a prueba el controlador DDJ-800 de Pioneer Dj. Si tienes en mente hacerte con este equipo, sigue leyendo y te ayudamos a decidirte.

 

 

El controlador DDJ-800 salió a la venta hace algo más de un año y forma parte de la nueva hornada de controladores de Pioneer DJ que comenzó con el DDJ-1000. Es un equipo muy a tener muy en cuenta a día de hoy por sus prestaciones y por tratarse de una versión más asequible que el DDJ-1000, tanto en portabilidad como en precio: pesa menos (4,7 Kg) y es más barato (cuesta alrededor de 900 €).

Tiene, al igual que su ‘hermano mayor’, una estética y diseño pensada como un trampolín hacia la línea Nexus más profesional, con dos canales (más un auxiliar) y una parte de mixer muy similar a la de las mesas DJM, dos jog-wheels bastante robustos, con la pantalla integrada (con buena resolución) para ver la información de reproducción o la carátula y los controles de pitch situados a la derecha y con bastante recorrido.

Controlador DDJ-800 de Pioneer Dj

Controlador DDJ-800 de Pioneer Dj

Aspectos a destacar:

  • Permite conectar equipos externos: esto viene bien para no depender tanto del ordenador y para que pueda funcionar como mesa de mezclas por si solo.
  • Tiene una entrada auxiliar.
  • Se pueden usar vinilos de control.
  • Permite ajustar la fuerza de giro de los jog-wheels.
  • Tiene dos salidas para cascos, que es interesante para hacer back 2 backs.
  • Como novedad, cuenta con un sistema de reducción de acoples, es el primer controlador en tener algo así.
  • Tiene salidas balanceadas, tanto para la salida maestra como para la salida de monitores.
  • Su calidad de sonido es bastante alta.

En cuanto a los aspectos que se podrían mejorar:

  • Los efectos sólo funcionan con Rekordbox DJ, por lo que para usarlos tendrá que estar conectado el ordenador.
  • Los jog-wheels son más pequeños que los del DDJ-1000 y no tienen la misma calidad que los de la gama NEXUS.
  • El crossfader no es tan robusto como los faders magvel, pero es suficiente si el objetivo no es hacer scratching.

En resumen:

Se trata de un equipo que tiene muchas características en común con el DDJ-1000 pero en un formato más pequeño y asequible. Puede ser un buen equipo de entrenamiento en casa, sin ocupar demasiado espacio, y es versátil al permitir conectar equipos externos como un plato para vinilos o un CDJ.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.